Tal vez la mano, ensueños, del sembrador de estrellas…

Tal vez la mano, ensueños,
del sembrador de estrellas,
hizo sonar la música olvidada

como una nota de la lira inmensa,
y la ola humilde a nuestros labios vino
de unas pocas palabras verdaderas.

Antonio Machado
de Soledades, Galerías y otros Poemas, 1919

Anúncios